Cómo vender coche al desguace y sacar partido

Cuando un vehículo es ya muy viejo o ha sufrido un accidente o avería que lo ha inutilizado, la mejor opción es vender coche al desguace. Es la manera de sacarle un último partido, porque a cambio de lo que ya no es más que chatarra se puede conseguir un beneficio económico en ocasiones interesante.

Hay que tener en cuenta que los vehículos de desguace pueden ser más que un desecho. En ocasiones, aún tienen piezas y elementos que se pueden aprovechar, desde un simple espejo retrovisor a alguna pieza del motor. Y teniendo en cuenta que las piezas de desguace cada vez están más solicitadas, no es extraño que los coches que compran este tipo de instalaciones puedan llegar a estar bien tasados.

Dónde acudir

Una posibilidad es acudir directamente al desguace con el vehículo, pero a veces, cuando este no puede moverse por avería o accidente, internet facilita mucho las cosas. Hoy en día hay infinidad de desguaces que en sus páginas de internet ofrecen una tasación aproximada del vehículo, según el modelo, la fecha de matriculación o el problema que lo haya llevado a ser dado de baja.

Tan sencillo como pedir tasación en varias de estas páginas especializadas y elegir la que mejor precio ofrezca por el vehículo. O la que ofrezca servicios añadidos gratuitos, como puede ser la recogida del coche del lugar en el que esté o incluso la tramitación de la baja en la Dirección General de Tráfico.

Vender un coche al desguace es, así la mejor solución para desprenderse de un vehículo que ya no puede circular o del que ya no se va a hacer uso. Todo será más rápido, no será necesario realizar ningún esfuerzo porque la empresa ser hará cargo de ello y además, se obtendrá un beneficio económico.

Deja un comentario